domingo, 10 de marzo de 2013

Palabras muy cruzadas

El domingo no es domingo sin un buen crucigrama. Es por eso que compro el diario aunque rara vez lo leo. Prefiero enfrascarme en la obsesión que me consume masticando el capuchón de la birome hasta que me duelen los dientes y alguien molesta con comentarios tales como “¿Qué comemos hoy?” y entonces debo abandonarlo… por un rato.

Es regla general que, de adivinar las primeras palabras, las que siguen serán prácticamente indescifrables y viceversa. Por lo menos, para mí. 

Cada vez que empiezo un crucigrama, pienso en él. No de la manera que lo pienso siempre, sino más bien como un acto reflejo. Será por esa primera vez que lo sentí tan cerca y, aterrada ante semejante felicidad, intentaba en vano distraerme con una grilla difícil. 

Aquel domingo de mayo, 2007 

MONEDA GRIEGA DE PLATA
No sabía que ella, la “mujer del tatuaje”, lo había dejado. No sabía que él lloraba en silencio y me buscaba.

LÍQUIDO MUY VOLÁTIL E INFLAMABLE
El otro día hablamos. Es seguro que nos veremos pronto, no sé por qué me asusta tanto esta felicidad nueva.

REY LEGENDARIO DE TROYA
¿Y si no vuelve a llamar? ¿Lo llamo yo? No, que llame él.

Otro domingo de mayo, 2009

GOLPE IMPETUOSO DEL MAR
Pronto cumple años. Preparé un regalo muy especial. No sé si le gustará…

ESPECIE DE PAPAGAYO
Algo le pasa, puedo presentirlo, sueño con arañas peludas y puertas que se cierran de golpe. Pero no me atrevo a acercarme.

El domingo pasado

GENIO DE AMBOS SEXOS, DE LA MITOLOGÍA PERSA
Muchas cosas cambiaron, excepto la magia cuando hacemos el amor.

SITIO DONDE EL SOL DA DE LLENO
¿Cómo le pido algo que deseo profundamente?

jueves, 7 de marzo de 2013

Muñeca inflable

Ahora Miss Moon anda diciendo que es virgen del bisturí, como si fuera poco esa masa culosa que se le escapa por los costados como un airbag mal inflado. Antes fueron los hilos mágicos del dr. AC para apuntalar la estantería que se venía en picada. Menos lolas y más “talento artístico”. Quería que la aplaudieran por el histrionismo del cual carece, fracasó y entonces volvieron las lolas, más grandes y redondas, con garantía anti-explosiones y tapas de revistas para hombres. Y ya nadie más volvió a cuestionar su “talento” pues todo estaba a la vista, inclusive después del videíto aquél, el de los viñedos. Con la última pizca de vergüenza,  Miss Moon se llamó a retiro espiritual, cortóse las mechas para parecer respetable y un día resucitó de entre los muertos dejando a todos boquiabiertos con el almohadón de dos plazas que un chanta estafador mal nacido y desgraciado le ha implantado en el trasero. Pero ella lo niega y recontra niega. ¡Se habrá sentado en un panal entonces! 

Todas iguales. Todas infladas, inyectadas, estiradas. Como la Negra C que ahora es “blanca” y refinada. De ella no quedó prácticamente nada, lo que vemos en un modelo rediseñado con neumáticos de última generación y labios rellenos con placenta de pterodáctilo himalayo. La Negra dejó en el quirófano varias toneladas de grasa y un pedazo de tabique para emerger cual diosa del Olimpo, bien pulida y redondeada, directo al estrellato.

Todo es redondo y abultado en los tiempos que vivimos. Muñecas clonadas que se derriten al sol, lo único que les va a sobrevivir serán los dientes de caballo albino y las pestañas postizas. Pero eso no es lo peor. ¡Lo peor es que lo niegan! Cuando mi doc adorado me talle una nariz respingadita y me quite un par de costillas para simular la cintura que nunca tuve, lo gritaré bien fuerte para que todos sepan lo feliz que soy sin necesidad de inyectarme flotadores en el culo. He dicho.